Recetas de verano para combatir el calor

Como ya todos habréis notado, los días de calor extremo comienzan a ser la norma aunque, menos mal, a veces el tiempo nos da un respiro en forma de tromba de agua que refresca por unas horas el ambiente. En estos días de temperaturas asfixiantes, el estómago se encoge y nuestro cuerpo nos pide líquidos y alimentos refrescantes como frutas o ensaladas. Pues bien, de eso trata este post, de ofreceros algunas recetas de verano para que, cuando os canséis de la lechuga y la típica ensalada de pasta, podáis seguir sobreviviendo y disfrutando de la comida al mismo tiempo.

Ni qué decir que la lista de recetas de verano que me gustaría incluir en este post es inmensa, pero de momento habrá que conformarse con elaborar un menú ligero a partir de una selección de las más originales y apetitosas. Allá vamos:

Para evitar desmayos ante una ola de calor: Agua de piña y menta

Porque la hidratación es básica en esta época del año pero abusar de los refrescos, algo muy típico cuando estamos hartos de beber agua, no es muy recomendable. Por eso comenzamos con una propuesta natural, rica y muy fresca: agua de piña y menta.

Ingredientes:

  • 500 gramos de piña natural madura
  • Unas 20 hojas de menta
  • Un trozo pequeño de jengibre fresco pelado
  • 125 ml de zumo de limón (medio vaso)
  • 3 cucharadas soperas rasas de azúcar integral de caña (o estevia o miel)
  • 1 litro de agua fría
  • Unos 12 cubitos de hielo

Preparación:

  1. Quitar la corteza y el tronco de la piña e introducir la pulpa en una batidora, junto con la menta, el jengibre, el endulzante elegido, el zumo de limón y el agua. Triturar bien.
  2. Pasar la mezcla por un colador chino o de malla metálica fina para eliminar las fibras.
  3. Servir con hielo y añadir, si se quiere, unas hojas de menta y una rodaja de limón para decorar.

Para ir abriendo boca: gazpacho de mango con gambas picantes

Las cremas y sopas frías son un gran invento que recomiendo probar incluso a los más reticentes a este tipo de recetas de verano, ya que no llevan nata, como mucho yogur, así que los paladares más finos no tienen excusa para no darles una oportunidad.

Ingredientes:

Para el gazpacho:

  • 1 kg de tomate de pera muy maduro
  • 2 mangos maduros
  • 1 cebolleta
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de vinagre de Jerez
  • Sal

Para la guarnición:

  • 200 gr de colas de gambas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita rasa de pimentón picante
  • 1 cucharadita de mezcla de jengibre, clavo, canela y anís
  • Aceite de girasol
  • Sal

Preparación:

  1. Cocer un minuto las colas de las gambas en agua con bastante sal. Es importante que no se pasen. Pelarlas y ponerlas en un bol pequeño. Añadirles las especias, los dientes de ajo pelados y aplastados, una pizca de sal y abundante aceite. Mezclar bien, tapar y reservar en la nevera.
  2. Triturar bien todos los ingredientes del gazpacho. Si queda muy espeso añadirle hielo o agua muy fría y volver a triturar. Pasarlo por el chino si se prefiere más fino. Dejar reposar en la nevera un mínimo de tres horas.
  3. Remover las gambas y desechar los ajos. Corregir de sal el gazpacho y servirlo bien frío acompañado de las gambas.

Para no tener hambre pasada una hora: Ensalada de sandía, bulgur y pistachos

Por si no lo conocéis, el bulgur. Se trata de un alimento elaborado a partir de trigo y que se obtiene una vez los granos han sido cocidos, machacados y desecados, y que sirve como acompañamiento a la manera del cous cous.

Esta receta además incorpora el frescor de la sandía y el toque crujiente de los pistachos. ¡Irresistible!

Ingredientes:

  • 4 rodajas de sandía
  • 400 gr de bulgur
  • 8 tomates secos
  • Dos puñados de pistachos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

Preparación:

  1. Calentar agua (medio litro) en un cazo y esperar a que hierva. Añadir entonces un poco de sal junto con un chorro de aceite y el bulgur. Apagar el fuego, tapar con un paño, y esperar a que el grano haya absorbido el agua por completo.
  2. Separar el bulgur con las púas de un tenedor y extenderlo sobre una fuente amplia para que se seque lo antes posible. Tapar con el paño.
  3. Mientras el bulgur se enfría y se seca, cortamos la sandía, picamos los tomates secos y pelamos los pistachos. Lo echamos en la fuente donde está el bulgur, removemos y aliñamos con aceite, sal, pimiento y un chorro de vinagre de Jerez. Añadir si se quiere unos trozos de queso feta por encima.

Tened en cuenta que las cantidades están calculadas para unas cuatra personas, aunque siempre depende del hambre y el tamaño de vuestro estómago.

 

Cómo sobrevivir a la Oktoberfest

Si tienes un tiempo libre a finales de septiembre o principios de octubre y deseas visitar la feria más grande de la cerveza y de la calle del mundo no debes de dejar de ir al Oktoberfest. Y para que estés listo para tu viaje, aquí hay algunas cosas que debe saber para ayudarte a sobrevivir a la atmósfera Oktoberfest y tener un gran tiempo.

La movilización en Munich

Munich tiene un buen sistema de metro con una parada muy cerca del recinto del Oktoberfest en el Theresienwiese (Wies’n para abreviar). Puedes tomar el tren U-Bahn a esta parada. Para obtener información sobre el sistema de transporte de Munich, echa un vistazo a www.mvv-muenchen.de. Ten en cuenta que hay inspectores de billetes que registran los trenes para verificar que tienes un billete válido, y de no contar con uno puedes recibir una multa de unos 30 euros (aproximadamente US $ 30).

Alojamiento

La mayoría de los alojamientos en Munich están reservados para fines de verano cada año. Las oficinas de turismo puede tratar de encontrarte una habitación por una tarifa de $ 5 a $ 10 y, si tienes suerte, puede conseguir una. (El sitio de turismo de Munich es www.muenchen-tourist.de).

Ya que el fest comienza alrededor de las fechas del 21 de septiembre al 6 de octubre , que será más fácil de encontrar habitaciones durante la primera semana de octubre. Debes de tener en cuenta que los fines de semana están mucho más reservados que los días de semana. Por ello, te recomiendo que reserves tu estadía con antelación.

Otra opción es quedarse en las ciudades cercanas, como Augsburgo, y conmutar en tren. Dada la calidad de ferrocarril alemán y conexiones frecuentes, esto es una buena alternativa y es probable que estén más baratos que los alojamientos en Munich durante el O’fest. Por supuesto, será más difícil salir de fiesta toda la noche en las discotecas de Munich debido a que el tren solo está disponible hasta cierta hora.

Al O’fest

En general, sólo se acepta dinero en efectivo. Obtener dinero en efectivo en Europa en estos días es muy fácil, ya que abundan los cajeros automáticos en las ciudades más grandes.

Con el fin de ser servido una cerveza en el Oktoberfest, debes estar sentado! Esto puede ser un problema si llegas tarde, sobre todo en fin de semana (o en los primeros días del festival). La cerveza se sirve desde las 10:00 am hasta las 10:30 pm de lunes a sábado, y 09 a.m.-10:30 pm los domingos y festivos. La mayoría de las tiendas cierran a las 11:30 pm. Los fines de semana, recomiendo llegar tan pronto como sea posible. Durante la semana, sería bueno tener asientos antes de las 3:00 o 4:00 de la tarde, antes de que los lugareños terminen de trabajar.

Una vez que llegues a la Oktoberfest, debes escoger una tienda de campaña en la que empaparse. Los seis grandes fabricantes de cerveza de Munich son Augustiner, Hacker-Pschorr, Hofbrau, Lowenbrau, Paulaner (que posee Hacker-Pschorr) y Spaten. Donde ir depende de qué tipo de atmósfera deseas.

La tienda más de moda es la Hippodrom, donde los actores de cine y televisión y otras personalidades vienen a beber cerveza. Esta tienda también tiene un público más joven. La cerveza es Spaten Brau (aunque si eres un VIP, es posible que termines bebiendo champán).

Otra tienda, esta vez con una buena selección de vinos (y Paulaner Weissbier, si te cansas del estilo de cerveza Oktoberfest) es la Weinzelt. Esta tienda es más pequeña que la mayoría, con una capacidad de 1.300. Tiene una atmósfera más tenue, y está abierto hasta las 1:00 am. El Weinzelt también se conoce como el Hippodrom, para atraer a clientes famosos.

Una tienda de campaña con un conjunto más joven es Festzelt, que tiene música rock ‘n’ roll después de las 5:30 pm cada día. La cerveza es Hacker-Pschorr.

Hay un total de 14 tiendas de campaña donde se puede beber cerveza y otros licores. Para obtener más información, echa un vistazo a www.oktoberfest.de. Además, muchas de las tiendas tienen sus propios sitios web!

Lo que vas a pagar

Si puedes conseguir una habitación doble decente por US $ 100 la noche en la ciudad, considérate muy afortunado. Todos los precios suben durante el O’fest, sobre todo alojamiento. Un litro de cerveza te costará entre 6,3 y 6,8 euros este año (alrededor de US $ 6.50 por el momento). Sin embargo, no hay coste de entrada a las carpas del Oktoberfest.

Consejos prácticos

Un cinturón para guardar tu dinero seguro es una buena idea, hay algunos que encajan dentro de la camisa, o incluso en los pantalones! Proteje siempre tu pasaporte, ya que será difícil de reemplazar en el extranjero.

Hablando de ir al baño, en Europa se utiliza el signo “WC”.

Siempre es mejor llevar zapatos cómodos y confortables, ya que puede ser que no encuentres donde sentarte o camines entre todas las tiendas para no perderte de conocer todas.

En el caso de comida, las tiendas suelen tener una especialidad, y hay otros proveedores externos. El pago se efectúa $ 3 o $ 4 para un gran pretzel, y una cantidad similar para otro alimento de tipo aperitivo. Los precios pueden ser de hasta $ 20 o $ 25 por una comida completa en algunas de las tiendas, aunque normalmente se puede conseguir una buena comida por $ 10 a $ 15.

Oktoberfest es un evento cada amante de la cerveza debe asistir por lo menos una vez.

Si quieres ahorrar en tus viajes, recomendamos plenamente las webs de MasCupon, que estan presentes en España, Argentina, Mexico y Portugal.

No te pierdas los pueblos vasco-franceses

Los pueblos vasco-franceses son de visita obligatoria. El País Vasco francés tiene numerosos pueblos con encanto rústico y perfectamente cuidados. La mayor parte de estos pueblos se encuentran dispersados en el interior, entre las colinas verdes de la campiña vasca y muchas veces ocupando tan solo una o dos calles.

San Juan de Luz es la excepción que confirma la regla, ya que se encuentra ubicado en la costa. Se trata de una localidad única que combina la antigua arquitectura tradicional vasca, más común en la zona de interior, con mansiones señoriales de tradición francesa. Esta unión se debe a que en el siglo XVII, San Juan de Luz pasó de ser un importante puerto pesquero de Francia al centro de corsarios vascos.

Dichos corsarios robaron y saquearon en alta mar, trayendo una enorme riqueza a San Juan de Luz, algo que todavía se aprecia hoy en día. Actualmente, es un tranquilo pueblo costero que se ha convertido en el lugar perfecto para familias y parejas en busca de calma, sol y playa en la época de verano.

En el interior del País Vasco francés, la localidad más hermosa es probablemente Espelette. Sus calles parecen sacadas de un cuadro, llenas de tradicionales casas vascas, muchas de ellas presumiendo del producto de exportación número uno del pueblo. Para secar los pimientos, los lugareños los cuelgan de las fachadas de sus casas, escena que se ha convertido en un icono del pueblo. Sus tiendas y boutiques venden los famosos pimientos, además de otros deliciosos productos como el chocolate y el queso.